El OK proviene de la Conferencia Estatal de Regiones para la reprogramación de recursos Feamp 2014-2020

Vistas

Ayer se dio luz verde de la Conferencia Estatal de Regiones para la reprogramación de los recursos de la Feamp 2014-2020 y la disposición en la que se definen los métodos y procedimientos para favorecer el máximo aprovechamiento posible de las medidas relacionadas por parte de la autoridad de gestión, los organismos Grupos de acción intermedios y locales del sector pesquero.

“Se trata de una medida estratégica y necesaria para que las nuevas intervenciones introducidas con el Reglamento (UE) sean plenamente aplicables, destinadas a hacer frente a los daños directos e indirectos derivados de la emergencia COVID19, asegurando la continuidad del negocio y garantizando especialmente a los operadores pesqueros afectados por la emergencia y el bloqueo del canal de restauración para afrontar las consecuencias de la pandemia con ayudas europeas ”, subraya la ministra Bellanova.

Y nuevamente: “Entre las nuevas medidas encontramos, entre otras, la extensión del apoyo financiero para el cese de las actividades pesqueras, la extensión del ámbito de aplicación de los fondos mutuos, el otorgamiento de capital de trabajo y compensación a los productores acuícolas por la suspensión o reducción temporal de la producción / ventas o por los costes adicionales de almacenamiento que se produzcan entre el 1 de febrero y el 31 de diciembre y la ampliación, finalmente, del seguro de las existencias de acuicultura ”.

En la misma sesión, además, se dio luz verde a intervenciones de simplificación burocrática a favor de los sectores hortofrutícola y vitivinícola.

En particular, con la disposición relativa a las frutas y hortalizas, las numerosas excepciones introducidas por el Reg. (UE) núm. 884/2020 relativo a la normativa sobre la actividad de las organizaciones de productores del sector hortofrutícola y la implementación de programas operativos cofinanciados por la Unión Europea. “Un paso esperado e importante”, prosigue Bellanova, “que así evita sanciones a las organizaciones de productores cuando se demuestra que el incumplimiento de las disposiciones reglamentarias dependía de los efectos del Covid-19. Los agricultores no incurrirán en sanciones por demoras debido a la emergencia COVID-19 ".

Finalmente, por el lado del vino, el decreto licenciado permite a los órganos de control del sector vitivinícola poder completar las visitas de inspección para todas las denominaciones controladas incluso después de la fecha límite del 31 de diciembre de 2020 pero no más tarde del 28 de febrero de 2021. "Una medida necesaria". , aclara el Ministro, “considerando cuánto las medidas restrictivas derivadas del Covid-19 han limitado y frenado fuertemente las actividades de control ordinarias. De esta forma garantizamos la máxima atención a la calidad y seguridad de los vinos y el rigor habitual previendo la finalización de las visitas, permitiendo al mismo tiempo la necesaria flexibilidad que exigen las circunstancias excepcionales ”.

El OK proviene de la Conferencia Estatal de Regiones para la reprogramación de recursos Feamp 2014-2020