Los sistemas de defensa aérea S-300/400 impactan en territorio ruso. Himars americanos usados

Editorial

Las fuerzas de Kiev, según información no oficial, atacaron posiciones militares en Rusia (área de Belgorod) utilizando misiles estadounidenses. Días atrás Kiev había recibido la autorización oficial de Washington.

El canal ruso Telegram Dva Majora afirma que los misiles estadounidenses Himars alcanzaron una posición de defensa aérea equipada con los sistemas S-300 y S-400. La misma fuente añadió que no hubo bajas entre los soldados rusos. El canal publicó fotografías de vehículos militares en llamas y columnas de humo. Otro canal ruso, Astra, escribió que el ataque dañó una base militar y un depósito de armas pesadas en el distrito de Korochanskiy, también en la región de Belgorod. Sin embargo, la noticia aún no ha sido confirmada ni por Moscú ni por Kiev.

El viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Serghei Ryabkov, advirtió a Estados Unidos de "errores de cálculo que podrían tener consecuencias fatales", denunciando la actitud "irresponsable" de los estadounidenses.

"Estados Unidos ha dado carta blanca a Kiev" y "no está haciendo nada para detener las acciones provocadoras de sus aliados", afirmó el viceministro, advirtiendo que "habrá un precio que pagar" por Estados Unidos.

Estados Unidos ha dejado claro que los misiles suministrados a Kiev pueden usarse para atacar territorio ruso sólo para contrarrestar el avance de las tropas de Moscú en la región de Kharkiv. Sin embargo, Rusia teme que puedan utilizarse para bombardear su sistema de defensa estratégico, tras los recientes ataques con aviones no tripulados ucranianos contra dos radares. Fuentes del gobierno estadounidense, citadas por el Washington Post, han expresado su preocupación por estos ataques, temiendo que Moscú los perciba como amenazas a sus "capacidades estratégicas de disuasión", con el riesgo de comprometer la confianza mutua entre Estados Unidos y Rusia en materia de armas nucleares. Los analistas señalaron que uno de los radares objetivo, en la región de Oremburgo, se encuentra muy lejos de Ucrania y también sirve para prevenir amenazas de China.

En cuanto a la cumbre de paz en Suiza, China ha rechazado las acusaciones del presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, de "sabotear la cumbre de paz" prevista para los días 15 y 16 de junio en Lucerna, presionando a otros países para que no participaran. "El uso de la fuerza política no es el estilo de la diplomacia china", afirmó la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Mao Ning.

Zelensky, desde Singapur, una escala en su gira por el Lejano Oriente para recabar apoyo para la conferencia, confirmó que asistirá a la cumbre del G7 en Italia, en persona o en línea. La Casa Blanca ha oficializado la ausencia de Biden en Suiza, pero enviará una delegación encabezada por la vicepresidenta Kamala Harris y el asesor de seguridad nacional Jake Sullivan.

¡Suscríbete a nuestro boletín!

Los sistemas de defensa aérea S-300/400 impactan en territorio ruso. Himars americanos usados

| MUNDO |