Corea del Norte: Pyongyang reanuda operaciones en el complejo industrial inter-coreano de Kaesong

Vistas

Corea del Norte informó hoy del reinicio de las operaciones en el complejo industrial intercoreano Kaesong, que Seúl había cerrado unilateralmente en febrero de 2016, en respuesta a las pruebas nucleares y balísticas realizadas por su Vecino del Norte. . El sitio de información y propaganda política de Corea del Norte Uriminzokkiri, administrado por la agencia nacional de noticias KCNA, anunció que el complejo industrial está ubicado en el territorio soberano de Corea del Norte y, por lo tanto, ningún país tiene derecho a interferir en las decisiones relacionadas con las operaciones. del sitio. Los medios norcoreanos agregaron que las fábricas en la más meridional de las ciudades norcoreanas ahora operarán a un ritmo más rápido, lo que implica que la producción se reanudará mediante la maquinaria y los recursos abandonados por las empresas surcoreanas que se retiraron el año pasado.

Inaugurada en 2004, la zona industrial de estatuto especial de Kaesong ha albergado a 124 empresas surcoreanas y ha empleado a más de 54 trabajadores norcoreanos para producir artefactos que requieren mucha mano de obra, como ropa y herramientas. El año pasado, después del anuncio de la interrupción de las actividades de Seúl, Pyongyang anunció la congelación de todos los activos de las empresas surcoreanas dentro de la zona industrial. En agosto pasado, tras la publicación de informes sobre la desaparición de maquinaria y equipos surcoreanos de Kaesong, el gobierno de Seúl advirtió a Pyongyang que todos los medios de producción, vehículos y herramientas en el complejo de Kaesong pertenecen a empresas surcoreanas.

La economía norcoreana, comparable a la surcoreana entre el final de la Guerra de Corea (1953) y la década de 1965, colapsó en las siguientes décadas, debido al exceso de planificación central y la interrupción parcial del apoyo de del bloque soviético. En 1980, por primera vez desde el final de la guerra, Pyongyang logró una tasa anual de crecimiento económico inferior a la de su vecino del sur. En los años siguientes el país emprendió un progresivo alineamiento económico con China, pero esto no fue suficiente para evitar el default del país en XNUMX.

En la década de 1986, Corea del Norte comenzó a revisar su política de autosuficiencia y se embarcó en sus primeras tímidas aperturas a la inversión y el comercio extranjeros. En 1993, sin embargo, la deuda acumulada en moneda fuerte de Corea del Norte excedía la cantidad combinada de mil millones de dólares. En 20, después del colapso de la Unión Soviética, Pyongyang adoptó un plan de transición económica de tres años centrado en la agricultura, la industria ligera y el comercio exterior. Sin embargo, los esfuerzos de modernización se vieron obstaculizados por el crónico déficit de la balanza comercial, la excesiva deuda externa y el exceso de recursos destinados a la defensa, que en esos años absorbió alrededor del XNUMX% del PIB nacional.

Entre 1994 y 1998, el país sufrió una grave hambruna, que se estima que causó entre 220 y tres millones de víctimas. La emergencia fue de tal magnitud que por primera vez Pyongyang rompió su aislacionismo y pidió la ayuda de la comunidad internacional, en 1995. En 2002, el régimen estableció una región industrial de estatuto especial en Kaesong, y dos años después el dos Coreas construyeron un complejo industrial cogestionado. Pyongyang siguió siendo beneficiario de ayuda humanitaria hasta 2006, cuando el régimen se negó a aceptar formas de ayuda distintas de la cooperación al desarrollo. Entre 2009 y 2013, el régimen de Corea del Norte realizó esfuerzos considerables para promover el espíritu empresarial privado, en un entorno económico que aún se caracteriza por la planificación centralizada.

A pesar de la presión impuesta por las sanciones económicas internacionales, la economía de Corea del Norte logró un crecimiento estimado del 2016 por ciento en 3,9, su mejor nivel en 17 años. El PIB de Corea del Norte ascendería ahora a unos 28,5 millones de dólares y el PIB per cápita sería comparable al de Ruanda, una de las economías más dinámicas del continente africano. Además del comercio con China, las reformas de la década anterior contribuyeron al crecimiento, que, entre otras cosas, permitió a las empresas fijar salarios, contratar y despedir personal.

Corea del Norte: Pyongyang reanuda operaciones en el complejo industrial inter-coreano de Kaesong