Ciber: los rusos han logrado lo imposible, robando información clasificada de EE. UU. Directamente de la NSA

   

Ciber: los rusos han logrado lo imposible, robando información clasificada de EE. UU. Directamente de la NSA

Dos prominentes periódicos estadounidenses escribieron el jueves que en 2015, piratas informáticos rusos robaron secretos cibernéticos estadounidenses directamente de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) después de que un empleado colocara información en la computadora de su casa.

Como informó anteriormente el Wall Street Journal, citando fuentes no identificadas, el robo incluyó información sobre la penetración de redes cibernéticas extranjeras y la protección contra ataques cibernéticos y es probable que se considere una de las violaciones de seguridad más importantes jamás sufridas.

En una historia posterior, el Washington Post afirmó que el empleado había trabajado en la unidad de Operaciones de acceso a medida de la NSA, dedicada a los piratas informáticos de élite antes de ser despedido en 2015.

La NSA se negó a comentar, citando que la política de la agencia es "nunca comentar sobre asuntos de personal y de sus afiliados".

De confirmarse, el ataque habría sido la última de una serie de violaciones de datos clasificadas por la agencia secreta de inteligencia, incluidas las filtraciones de datos sobre los programas de vigilancia estadounidenses por parte del infame Edward Snowden en 2013.

Otra persona, Harold Martin, está a la espera de un juicio por traer a casa materiales NSA clasificados. El Washington Post informó que Martin, sin embargo, no estuvo involucrado en el caso que se acaba de denunciar.

El senador republicano estadounidense Ben Sasse, miembro del comité de servicios del Senado, dijo que si se confirmara la declaración de los periódicos, surgirían los detalles y los escenarios devastadores para la seguridad nacional.

"La NSA tiene que mantener la cabeza en la arena y resolver el problema", dijo Sasse. “Rusia es un claro oponente en el ciberespacio y no podemos permitirnos este tipo de incidentes.

Las tensiones ya son altas en Washington por las acusaciones de Estados Unidos contra los rusos sobre el aumento de las violaciones del sistema que monitorea los objetivos estadounidenses. Se anunció la intervención en las agencias electorales estatales y el pirateo de las computadoras del Partido Demócrata en un intento de influir en el resultado de las elecciones presidenciales de 2016 a favor del republicano Donald Trump.

Citando fuentes no identificadas, tanto el Journal como el Post también informaron que el empleado usó software antivirus de Moscú en la plataforma Kaspersky Lab, la compañía cuyos productos fueron prohibidos en las redes del gobierno de EE. UU. El mes pasado debido a sospechas sobre la ayuda que proporcionaría al Kremlin. Kaspersky Lab ha negado rotundamente las acusaciones.

Funcionarios del gobierno ruso podrían usar algunos errores en el software Kaspersky para atacar la máquina en cuestión, dijeron expertos en seguridad en Reuters. También interceptarían el tráfico de la plataforma a los ordenadores Kaspersky.

Kaspersky dijo en una declaración del jueves que sólo se encontraba en medio de una lucha geopolítica.

"Kaspersky Lab no ha recibido ninguna prueba que demuestre la participación de la empresa en el presunto incidente informado por el Wall Street Journal". "Es impactante que solo sobre la base de pistas no comprobadas sigamos culpando a la sociedad, causándole un daño evidente".

El Departamento de Seguridad Nacional prohibió los productos de Kaspersky en las redes federales el 13 de septiembre y el Senado de EE. UU. Aprobó un proyecto de ley para prohibir el uso por parte del gobierno federal, citando preocupaciones de que la compañía podría ser un peón del Kremlin.

James Lewis, un experto en ciberespacio, junto con el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de Washington, dijo que el informe de la violación parecía creíble, aunque no tenía información de primera mano sobre lo que había sucedido.

"La parte desconcertante es que el empleado despedido de la NSA logró sacar material del edificio mientras usaba Kaspersky". En este sentido, las agencias de inteligencia han considerado que los productos de Kaspersky son una fuente de muy alto riesgo.

La senadora demócrata Jeanne Shaheen, quien encabezó los esfuerzos del Congreso para eliminar los productos de Kaspersky Lab de las redes públicas, pidió a la administración Trump el jueves pasado que desclasifique la información sobre el daño que Kaspersky Lab habría causado.

"Es de interés nacional saber qué sucedió realmente", dijo Shaheen.

Fuente: Reuters