El centroderecha es compacto: el que gane indicará el primer ministro. También me decidí por los colegios unipersonales

Al final Giorgia Meloni acertó: quien obtenga más votos tendrá la tarea de señalar al primer ministro. Las encuestas que ven a la IED volando por encima del 25% no podían ser ignoradas por Silvio Berlusconi y Matteo Salvini que sabiamente, esta vez, han decidido unirse para ganar, de forma clara, las elecciones y enviar a casa a la mayoría de los actuales. parlamentarios, pero sobre todo no hacer ganar al Partido Demócrata, que curiosamente, aunque pierda, siempre logra gobernar. La victoria, por tanto, debe ser amplia y sobre todo debe poder contar con una coalición sólida con un programa único y compartido. Una alianza de granito resistente a futuros choques.

Matteo Salvini, finalmente, cambia su narrativa y la reunión sigue en curso: "Los italianos deciden: quien saca un voto más indica quién gobernará Italia en los próximos cinco años”, comenta entrevistado por Tg5. Y sonriendo afirma: "El equipo es compacto.".

El encuentro de centroderecha se produjo por primera vez en mucho tiempo fuera de las villas del Cavaliere en la sala Salvadori della Lega. Berlusconi llegó de la mano de su compañera Marta Fascina, seguido del diputado Antonio Tajani y la senadora Licia Ronzulli.

Matteo Salvini llegó acompañado del Ministro Giorgetti, mientras que la FdI está representada por Giorgia Meloni e Ignazio La Russa. Se relaja el ambiente y entre un café y otro se reafirma que se aplica la regla que se aplicó para las pólizas del 2018: cada lista de la coalición correrá sola con su propio símbolo y al mejor, por número de consentimientos, el honor de señalar al sucesor de Draghi. Los aliados también se comprometen a abrir una mesa sobre el programa electoral y a presentarse con una lista única para las circunscripciones en el exterior. La mesa no aborda el tema administrativo en Lazio y especialmente en Sicilia -por el bis de Nello Musumeci, en el que insiste Meloni- y en Lombardía donde ya está casi abierto el choque entre Attilio Fontana y Letizia Moratti.

Según una nota conjunta del centroderecha difundida anoche: "Se encontró destinado a correr juntos en los 221 colegios uninominalesi seleccionar a los candidatos más competitivos sobre la base del consenso atribuido a los partidos. Se presentará lista única en las circunscripciones extranjeras y se ha configurado la mesa del programa que tomará posesión en las próximas horas”.

La división de distritos electorales definido en la cumbre de centro-derecha prevé, según lo aprendido, 98 escaños en FdI70 a la Liga42 a Fuerza Italia, incluida la UDC, y 11 para Nosotros con Italia más Courage Italia.

El centroderecha es compacto: el que gane indicará el primer ministro. También me decidí por los colegios unipersonales