Precious: "Rusia está perdiendo su futuro"

El general Pasquale Preziosa, ex jefe deAeronáutica militar y hoy presidente deObservatorio Eurispes de la Seguridad habló, esta tarde, un TGCOM24 sobre la crisis en Ucrania. El general analizó la reciente actividad de misiles rusos "densa" e "intensa", precisando que el sistema de Defensa patriota funcionó (según los informes, los ucranianos) contra los temidos Khinzals rusos (misiles hipersónicos que viajaban a mach 9). Es interesante que los misiles lanzados por Moscú fueran disparados casi simultáneamente desde diferentes y distantes posiciones, estigmatizó Preziosa, precisando que Rusia pretendía así saturar los sistemas de defensa ucranianos. Este tipo de misiles hipersónicos rusos, analizó el presidente del Observatorio de Seguridad Eurispes, ya no constituyen un "cambio de juego" para Occidente, en todo caso se confirma la matanza. El general se refirió luego a la posición de China en el contexto de la actual crisis internacional, también en referencia a la propuesta de paz elaborada por Beijing.

Precisamente sobre la posición de China, en el naciente orden mundial, escuchamos al General Preziosa para algunas reflexiones.

China, argumentó Preziosa, tiene un solo objetivo: consolidarse como una potencia mundial. Rusia, en cambio, busca ahora su posible futuro junto a China, que la está involucrando en iniciativas que sólo en apariencia parecen convenientes.
La lectura geopolítica del próximo Cumbre China-Países de Asia Central del próximo 18 y 19 de mayo podrá ofrecernos una visión más clara del futuro de Rusia que se vincula con China para expulsar a EE.UU. de Europa y recuperar alguna posición en los escenarios internacionales.

La Cumbre querida por Pekín tiene como objetivo, en formato 5+1, deliberar sobre las propuestas chinas para involucrar a los cinco países para poder formar parte de la Belt & Road e iniciativa.
El motivo de la iniciativa, según Preziosa, es hacer entender a los países participantes que serán parte de un futuro compartido con China (Xi'an también debe responder a la “comunidad global de futuro compartido” -globaltimes.cn).
La cumbre asume que las relaciones con Occidente están en crisis y que una cooperación fortalecida con China podría conducir a un mejor desarrollo económico de los países de Asia Central.

Según los organizadores de la Cumbre, esta cooperación es muy importante porque Occidente preferiría en cambio una confrontación geopolítica de estos países con Rusia y China con el agregado de que grupos terroristas radicales en el Medio Oriente ya se están organizando contra China para desestabilizar sus regiones occidentales.
Hasta ahora Rusia se ha ocupado de la seguridad de la zona centroasiática y de tres de los países Kazajstán, Kirguistán e Tayikistán ya son parte de OTSC (Organización del Tratado de Seguridad Colectiva) además, difundió el idioma ruso como lengua vehicular para las comunicaciones entre los países de Asia Central.

Rusia, sin embargo, agrega el general, no ha sido capaz de hacer grandes inversiones en el área que hoy se caracteriza por altas tasas de desempleo. Por lo tanto, la expansión de la inversión china en Asia Central conducirá a la creación de nuevos puestos de trabajo y una mayor integración de los países.

Según los organizadores, la desestabilización de los países del área central podría ser el objetivo de potencias alejadas de Asia (¿EEUU?).

China y Rusia, por lo tanto, deben asumir la carga de hacer que los países de Asia central sean prósperos y estables, estimulando el desarrollo económico. China y Rusia, por lo que dicen, nunca entrarán en conflicto entre sí. La cumbre se basa en una narrativa antioccidental y será interesante leer los documentos finales para comprender mejor las implicaciones geopolíticas de la iniciativa.

Sin embargo, en una primera lectura de los eventos, se puede suponer que China con inversiones potenciales en estas regiones apunta a ampliar su estrategia relacionada con la iniciativa Belt & Road. Las inversiones en la región en el futuro serán chinas y no rusas con el consiguiente fortalecimiento de los lazos políticos de estos países con China.
Por lo tanto, Rusia saldrá reducida en su papel como potencia regional. Esto confirma la afirmación de muchos analistas de que el deslizamiento de Moscú hacia Beijing reducirá severamente su papel de potencia mundial a socio menor de China.

¡Suscríbete a nuestro boletín!

Precious: "Rusia está perdiendo su futuro"