La escalada está a la vuelta de la esquina. Los países no siguen ningún orden particular en cuanto al uso de armas contra Rusia.

Emanuela Ricci

No es un momento fácil, a la vuelta de la esquina, no muy lejos, los signos de una posibilidad. escalada hay de todos. El presidente francés Emmanuel Macron, en visita oficial a Alemania, en una declaración conjunta con su par Scholz, apoya la iniciativa lanzada por el jefe de la OTAN Jens Stoltenberg utilizar armas occidentales para atacar objetivos militares estratégicos en Rusia. La promesa de Macron es que no se alcanzará ningún objetivo civil. La afirmación del presidente francés de que habla como si fuera el jefe de las operaciones militares contra Rusia nos hace sonreír. La línea del Secretario General de la OTAN es clara aunque ha dejado en manos de cada país miembro, proveedor de armas, la decisión sobre su uso. El comisario de la UE está en la misma línea Las bebidas. Italia, al menos por una vez, parece cohesionada: todos los partidos, encabezados por el gobierno, se oponen firmemente al uso de armas italianas contra territorios rusos. Incluso Estados Unidos, a través del portavoz del Consejo de Seguridad Nacional John Kirby hacen saber que no han autorizado el uso de armas estadounidenses para atacar a Rusia. Una declaración importante porque el ejército ucraniano recibió recientemente Misiles americanos Atacms, capaz de alcanzar objetivos a 300 kilómetros de distancia. Otro aspecto preocupante es la presencia en Ucrania de supuestos instructores militares (franceses e ingleses) que, según Putin, podrían resultar mortalmente alcanzados por el poder de fuego del ejército ruso. ¿Qué pasaría si mataran a decenas de ellos?

Respuesta inmediata de Putin a las declaraciones de los dirigentes recién mencionados. Los dirigentes de la OTAN “deben entender con qué están jugando”. Así lo afirmó el presidente ruso, Vladimir Putin, tras la propuesta del secretario de la Alianza, Jens Stoltenberg, sobre el uso por parte de Kiev de misiles suministrados por países occidentales para atacar a Rusia. Putin luego afirmó que el jefe de la OTAN sufre demencia: "Lo recuerdo cuando era primer ministro y todavía no padecía demencia".  

"La constante escalada de la situación en Ucrania por parte de los países occidentales - Continuó - podría tener consecuencias, basta recordar la paridad nuclear entre Rusia y EE.UU.", la posible entrada de tropas de la OTAN en Ucrania sería "Otro paso hacia el conflicto en Europa y una guerra global.“. Mientras tanto, "Rusia sigue las declaraciones de la OTAN y ha comenzado a crear una zona de seguridad” cerca de Kharkiv de los cuales Ucrania “fue notificado“. El presidente ruso añadió que las armas de alta precisión suministradas por Occidente a Ucrania son, según él, operadas por “instructores disfrazados de mercenarios“. Pero Rusia lo harálo que considere apropiado, independientemente de quién se encuentre en el territorio de Ucrania“. Finalmente, Putin volvió a la cuestión de la legitimidad de su homólogo ucraniano, Volodymyr Zelensky, tras el aplazamiento de las elecciones presidenciales en Ucrania debido a la persistencia de la ley marcial. Con la ley marcial, dijo Putin en una conferencia de prensa desde Uzbekistán, “la Constitución de Ucrania prevé la ampliación de poderes, pero sólo de la Rada (Edición del Parlamento) mientras no se dice nada sobre los poderes del jefe de estado“. Al mismo tiempo, el líder del Kremlin continuó: “En la legislación ucraniana existe una norma según la cual, en la situación actual, los poderes del jefe de Estado se transfieren al presidente de la Rada.". "Es necesario un análisis en profundidad” sobre la legitimidad del gobierno ucraniano, declaró Putin, quien también dijo estar dispuesto a reanudar las negociaciones por la paz en Ucrania sobre la base del proyecto de Estambul de 2022.

Macron sobre la conferencia de paz en Suiza: “Hay una conferencia en Suiza sobre la paz. La paz sin negociaciones no es posible. También hay falsos pacifistas. Putin también puede estar a favor de la paz, pero ésta sólo se impone con violencia. Y en cambio, para nosotros, la paz sólo puede lograrse con respeto al derecho internacional". Lo dijo también Emmanuel Macron. “Estamos a favor de las negociaciones y de que ambas partes estén dispuestas a negociar y estén las condiciones para hacerlo. Aún no es el momento adecuado. Pero con nuestra contribución al apoyo a Ucrania garantizaremos que puedan defenderse y que, en última instancia, puedan negociar.". 

"Nuestra política no cambia: no queremos ataques dentro del territorio ruso por parte de Ucrania“. Así lo afirmó el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional estadounidense, John Kirby, en una rueda de prensa. Allá La Casa Blanca rechaza al remitente también la petición de Kiev de poner fin a las restricciones al uso de armas suministradas por Estados Unidos para atacar territorio ruso. “No hay ningún cambio en nuestra política a este respecto. No alentamos ni permitimos el uso de armas suministradas por Estados Unidos para atacar dentro de Rusia"., dijo John Kirby en una sesión informativa. 

¡Suscríbete a nuestro boletín!

La escalada está a la vuelta de la esquina. Los países no siguen ningún orden particular en cuanto al uso de armas contra Rusia.