Libia: el comando africanoom de Estados Unidos también abandona el país africano

El presidente del consejo Giuseppe Conte Vinitaly habló de Libia: "Hemos estado siguiendo el expediente de Libia durante algún tiempo y también lo estamos siguiendo en las últimas etapas. Es una evolución que nos preocupa y debo confesar que no nos deja del todo sorprendidos porque obviamente, siguiendo la evolución, habíamos captado esta posible evolución. Ciertamente estamos tratando de hablar con el general Haftar y los demás interlocutores sobre la necesidad de evitar un conflicto armado, no podemos permitirnos una guerra civil.". Los empleados de Eni se fueron de Libia hace días, ya que no hay medidas de seguridad necesarias.

Debido a la creciente inquietud en Libia, un contingente de fuerzas estadounidenses en apoyo de la Comando de los Estados Unidos en África (Africom) fue reubicado temporalmente del país en respuesta a las condiciones de seguridad en el terreno. Esto se informó en un comunicado de prensa de Africom. "Las realidades de la seguridad sobre el terreno en Libia son cada vez más complejas e impredecibles."Dijo el general Thomas Waldhauser, comandante de Africom. "Incluso con un ajuste en la fuerza, continuaremos siendo ágiles en apoyo de la estrategia existente de los EE. UU."Añadió. Mientras tanto, fotos de las unidades navales estadounidenses que estaban transfiriendo personal desde Janzur, al oeste de Trípoli, han aparecido en los medios de comunicación.

La situación sobre el terreno.

Según informó la agencia de noticias italiana Nova, cuatro días después del inicio de los enfrentamientos en Trípoli entre las fuerzas leales al gobierno de acuerdo nacional del primer ministro Fayez al Sarraj y el ejército nacional libio del general Khalifa Haftar, el ejecutivo apoyó desde Naciones Unidas lanza la contraofensiva "Volcán de la ira" (Barkan al Ghadhab) contra el hombre fuerte de Cyrenaica. En apoyo de las fuerzas de Sarraj, que cuenta con el apoyo de Misrata, llegaron las milicias “Al Bunian al Marsus”, que en 2017 habían derrotado al Estado Islámico de Sirte. Hasta el momento, los enfrentamientos han causado 21 muertos y 27 heridos, según los datos publicados hoy por el Ministerio de Salud de Trípoli. En las últimas horas, los enfrentamientos se han concentrado cerca del antiguo aeropuerto de Trípoli y en las zonas de Saraj y Edraiby, a unos 9 kilómetros al suroeste de la capital.

También hoy, a pesar del anuncio de una zona de exclusión aérea en el oeste de Libia por parte de Haftar, las fuerzas de Trípoli han golpeado el viejo aeropuerto de la ciudad, donde hay hombres de la LNA, pero que en las últimas horas, según " Al Arabiya ", volvería bajo el control de Sarraj.

Por su parte, las fuerzas de Haftar dispararon misiles Grad. Según el sitio web Libya Observer, las fuerzas de Haftar realizaron un bombardeo aéreo de Naqliya, en el camino hacia el aeropuerto, donde fueron destruidos vehículos del Consejo de la Presidencia.

Según lo declarado por el portavoz del LNA, Ahmed al Mismari, 18 soldados de Haftar han muerto en los últimos enfrentamientos. Hoy la misión de apoyo de Naciones Unidas en Libia (Unsmil) pide a las formaciones armadas desplegadas en las zonas de Wadi al Rabia, Al Kalikh, Qasr bin Ghashir y Al Aziziya, en Trípoli, que respeten la tregua humanitaria de dos horas (entre 16 y 18 pm) para permitir la evacuación de los heridos y la población civil por parte de los servicios de emergencia. La apelación parece no haber sido escuchada. Hoy, el gobierno interino no reconocido de Al Bayda pidió a la comunidad internacional que apoye las operaciones de LNA para poner fin al caos en Libia.

Ayer 6 de abril, durante un comunicado televisado, Sarraj acusó a Haftar de violar el acuerdo político alcanzado en 2015 en Skhirat, al lanzar una operación militar en Trípoli. "Hemos buscado la paz, pero la agresión de las fuerzas de Haftar, la declaración de guerra contra nuestras ciudades y la capital y su violación de los acuerdos políticos, nos mantendrá firmes y nos dará fuerza", dijo. El director ejecutivo de Trípoli pidió a todos los libios que actúen en aras del interés nacional, prioricen la solución política y rechacen la violencia. "Cuando recibimos al secretario general de la ONU en Trípoli, nos sorprendió la movilización militar de Haftar, después del progreso hacia una solución política", agregó Sarraj, refiriéndose a la decisión de celebrar la conferencia de Ghadames del 14 al 16 de abril. Finalmente, pidió a la comunidad de interacción que no mire a los atacantes y a los que defienden al estado civil de la misma manera, y pidió a los países que apoyan a Haftar que pongan fin a su apoyo. El 6 de abril, Sarraj convocó a la embajadora francesa en Trípoli, Beatrice du Hellen, para protestar por el supuesto apoyo de París a las milicias que respaldan a Haftar. Sarraj le pidió formalmente al embajador que informara de su protesta a su gobierno y al presidente francés, Emmanuel Macron.

 

Libia: el comando africanoom de Estados Unidos también abandona el país africano