Oferta para migrantes detenidos: "gratis si luchas en Libia"

El periódico británico "The Guardian" citó al Observatorio Sirio de Derechos Humanos confirmando que unos 2000 rebeldes serían trasladados a Libia desde la ciudad siria de Idlib para reforzar las tropas de Fayez al-Serraj. El New York Times, sin embargo, informó la noticia de que las fuerzas pertenecientes a la Fuerza de Protección de Trípoli han afirmado la presencia junto al ejército nacional libio de cientos de francotiradores rusos, presuntamente pertenecientes a la empresa Wagner.

Italia está presente con su propio contingente en Misurata con un hospital militar ubicado cerca de la Academia de la Fuerza Aérea que fue objeto de ataques aéreos por parte de la aviación de Khalifa Haftar. Turquía, en cambio, ordenó el pasado 2 de enero el envío de sus tropas para defender Trípoli del asedio de Haftar. Erdogan en un discurso en el Parlamento anunció el inicio de operaciones en Libia, aunque un contingente de oficiales turcos ya estaría involucrado en Trípoli en actividades de capacitación, apoyo y coordinación.

El jueves 16 de enero, en una entrevista con una estación de radio francesa, el enviado especial de las Naciones Unidas a Libia Ghassan Salame Explicó que la Misión de la ONU no tiene certeza sobre las fuerzas turcas en Libia, y agregó que "puede haber expertos militares turcos y ciertamente hay combatientes de la oposición siria que han sido enviados a Libia". Salamè no dijo quién envió a estos mercenarios, pero se limitó a precisar que "hay peritos oficiales que representan a gobiernos como hay empresas militares privadas, así como personas presentes por motivos ideológicos y no podemos poner todo bajo el título de mercenarios ". El enviado también reiteró que no debe excluirse la presencia de personas que vinieron a Libia para luchar por dinero o razones ideológicas. Los combates en Trípoli, desde el 4 de abril, han atraído y siguen atrayendo a "todos los que comercian con armas o quieren luchar, pero sus estatutos legales son muy diferentes". El enviado de la ONU también dijo que al menos 10 países han violado el embargo de armas a Libia en 2019 con la esperanza de que la conferencia de Berlín ponga fin a esta política.

Según ACNUR, a los detenidos se les habría ofrecido una oportunidad: poder permanecer en Libia para siempre si optaban por luchar en el frente. Representante Especial del ACNUR para el Mediterráneo Central, Vicente Cochetel, declarado en los últimos días que ambas partes estarían reclutando migrantes entre sus filas: "Vimos que esos esfuerzos de reclutamiento estaban dirigidos principalmente a los sudaneses."Cochetel dijo, probablemente porque pueden hablar árabe, explicando que si los migrantes deciden enlistarse, reciben un uniforme, un rifle y son llevados inmediatamente a la guerra de guerrillas urbana". El problema ya había surgido el 3 de julio de 2019 cuando tras la redada de la LNA en el centro de detención de migrantes en Tajoura, al sur de Trípoli, las imágenes de seguridad y las investigaciones de campo realizadas por organizaciones internacionales revelaron que varias milicias fueron utilizadas por las milicias para transportar armas, realizar reparaciones y mantenimiento en vehículos militares utilizados en la batalla.

Oferta para migrantes detenidos: "gratis si luchas en Libia"