Propuesta "increíble", para crear ciudades de alquiler en África para detener la migración

La propuesta de un ministro alemán de permitir que las potencias extranjeras compren tierras en África para frenar la migración fue rechazada por la Unión Africana, escribe Dickens Olewe de la BBC. 

La Unión Europea, o un organismo como el Banco Mundial, debería construir y gestionar ciudades en África para promover la creación de empleo y el desarrollo en el continente, dijo el ministro de África Gunter Nooke a la BBC en un ' entrevista en la que expuso sus pensamientos sobre cómo detener la migración a Europa. Nooke, refiriéndose a la propuesta del ministro alemán, dijo: “¿Significaría que los países africanos deberían arrendar sus tierras durante 50 años a una entidad extranjera para“ permitir el desarrollo? Es una idea que huele a colonialismo ”.

Pero otros, como Carol Musyoka, académica de Strathmore Business School, una de las mejores universidades de Kenia, están abiertos al concepto.

En una entrevista de la BBC, Musyoka describió la propuesta como "fascinante" y dijo que la apoyaría si fuera un intento genuino de proporcionar a los africanos, y no a las potencias extranjeras, un beneficio real.

El economista estadounidense y premio Nobel Paul Romer también desarrolló la misma idea hace aproximadamente una década.

En 2009, dijo que los países en desarrollo deberían considerar ceder parte de su tierra a estados extranjeros para construir las llamadas "ciudades de alquiler" desde cero. En 2008, el entonces presidente de Madagascar, Marc Ravalomanana, expresó interés en implementar el plan de Romer en la isla del Océano Índico.

De hecho, pensó que se podrían construir dos ciudades de este tipo donde pudieran vivir los habitantes locales y los migrantes de los estados vecinos.

Sin embargo, la oposición acusó a Ravalomanana de alta traición que provocó su caída en 2009.

El entonces presidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, también expresó su apoyo a la idea, afirmando en 2011 que las "ciudades de alquiler" mejorarían la vida de los hondureños al ofrecer empleos competitivos, mejor salud y educación y un Sistema legal y de seguridad de primer nivel.

El diario independiente hondureño La Prensa dijo que el plan convertiría al país en "el Hong Kong de Centroamérica".

señor. Sosa no pudo implementarlo, luego de una fuerte reacción de la oposición.

Al igual que en Europa, la migración también se ha convertido en un problema político en las Américas, donde muchos hondureños forman parte de la caravana migratoria que se dirige hacia la frontera con Estados Unidos. Por lo tanto, el actual gobierno hondureño espera que la creación de las denominadas Zonas Económicas Especiales (ZEE) fomente el desarrollo.

Aunque no describió completamente sus planes, dijo que las ZEE caerían bajo la jurisdicción de leyes extranjeras y harían a Honduras, por lo tanto, más atractivo para los inversionistas occidentales.

“Creemos que cuando estas zonas económicas especiales cobren vida y la gente vea los resultados en términos de empleo, los políticos de todos los estados estarán convencidos de la idea, dijo a la BBC el ministro de Economía, Arnaldo Castillo.

Pero la resistencia a la idea sigue siendo fuerte porque muchos hondureños creen que las ZEE solo beneficiarán a los ricos y que crearán comunidades cerradas bajo reglas diferentes a las del resto del país.

señor. Romer, en una charla TED de 2011, argumentó que las ciudades administradas en el extranjero podrían ser un modelo de gobernanza eficiente y ofrecer una buena calidad de vida, evitando que las personas emigren por razones económicas.

Algunos defensores de la idea ven a Hong Kong como un modelo práctico argumentando que el territorio chino debe su desarrollo económico gracias al protectorado británico entre 1841 y 1997.

También hay muchos opositores a la idea: "Crear una economía de enclave sería una idea loca", advirtió Ken Opalo de la Universidad de Georgetown en Estados Unidos. Tales ciudades favorecerían la migración interna en detrimento de toda la economía, sin resolver la miríada de problemas de los estados africanos. "Sería mejor trabajar a través de las instituciones estatales", dijo Opalo, y agregó que la mejor manera de ayudar al continente es invertir en pequeñas y medianas empresas para crear empleos. La directora de comunicaciones de la Unión Africana (UA), Leslie Richer, también rechazó la idea de una ciudad administrada por extranjeros, diciendo que "es una respuesta perezosa" a las preocupaciones sobre la migración e "implica que África debe renunciar a la suya propia". soberanía". El plan de desarrollo de la UA, llamado Agenda 2063, es diametralmente opuesto al del Sr. Nooke. “Imagino que nuestro modelo de crecimiento africano guiará el milagro africano. El alto crecimiento económico en el continente será sostenido por la unidad africana y la integración política y económica ”, dijo el enviado de la UA para el desarrollo de infraestructura, Raila Odinga. Pero el Sr. Nooke está decidido a perseguir la idea de una ciudad administrada por extranjeros, afirmando que el proyecto "debe diseñarse de tal manera que se evite el conflicto entre los gobiernos europeos y africanos". Musyoka se encuentra entre los africanos que esperan que se construyan tales ciudades, y dice que aceptará el "colonialismo voluntario" debido al fracaso de muchos gobiernos africanos en proporcionar una vida mejor a su gente.

Propuesta "increíble", para crear ciudades de alquiler en África para detener la migración

| EVIDENCIA 2, MUNDO |