Próximo golpe en Rusia. ¿Propaganda ucraniana o débil realidad?

¿Será propaganda o un (probable) chivatazo de la inteligencia rusa pasado por debajo de la mesa a la agencia de inteligencia ucraniana?

Los ucranianos argumentan que está en marcha un complot de altos funcionarios del gobierno ruso, con el objetivo de derrocar (posiblemente incluso matar) al presidente. Vladimir Putin y favorecer un acuerdo negociado con Occidente.

Las fuentes de inteligencia occidentales tomaron precauciones y dijeron La voz de américa que las afirmaciones de un posible golpe de Estado en Moscú con el asesinato de Putin podría ser parte de una operación de desinformación ucraniana, para confundir al gobierno ruso sobre la lealtad de algunos de sus altos funcionarios.

La inteligencia de Kiev afirma que el golpe contra el presidente Putin es el proyecto que le gustaría llevar a cabo a un grupo de figuras influyentes entre la élite política y empresarial rusa. Según la agencia de inteligencia, los líderes del grupo son los "siloviki“, Miembros de la inteligencia soviética y de la nomenclatura militar, que llegaron al poder en la década de 90 junto con Putin.
Los siloviks eran oligarcas, magnates de los negocios y políticos de la era de Boris Yeltsin. Según los rumores, les gustaría deponer a Putin "lo antes posible" en un "golpe de estado" y reemplazarlo con su principal asesor de inteligencia, Alexander Bórtnikov. Bortnikov es un agente de inteligencia de la era soviética que hoy dirige el Servicio de Seguridad Federal (FSB).


Hay informes de que Putin culpa a la inteligencia (FSB) por el fracaso de la campaña militar en Ucrania, interrumpiendo así las relaciones con Bortnikiv. En cambio, varios oligarcas de la era de Yeltsin habrían comenzado a criticar la guerra en Ucrania, incluido el magnate bancario. Mikhail Fridman, el magnate del metal Oleg Deripaska e Oleg Tinkov, que posee una red de bancos y empresas de inversión en Rusia.

Sin embargo, la inteligencia occidental es muy cautelosa con las noticias, ya que es seguro que en el círculo íntimo de asesores de Putin es poco probable que haya alguien dispuesto a traicionarlo. Además, el jefe de los espías del Kremlin, Bortnikov, no difiere mucho del pensamiento de Putin sobre la estrategia interna e internacional de Rusia. Putin, entre otras cosas, ha enriquecido a lo largo de los años a todos sus funcionarios más leales, colocados al frente de los distintos aparatos estatales.

Próximo golpe en Rusia. ¿Propaganda ucraniana o débil realidad?

| EVIDENCIA 4, INTELIGENCIA |